Llega el verano y con él las ganas de playa y piscina para combatir el calor.

Pero si vives en una gran urbe como Barcelona zambullirse en una piscina requiere de bastante tiempo libre y de desplazamiento para llegar a la misma. Aunque a todos nos encantaría poder darnos un remojón sin tener que salir de nuestro edificio. Los edificios con piscinas comunitarias en el corazón de Barcelona han sido siempre productos exclusivos de lujo, pero la reciente construcción de edificios de obra nueva en la ciudad han provocado que estén al alcance de todos los bolsillos.

Así pues, es posible vivir en el centro de Barcelona y poder disfrutar de una piscina en el propio edificio presentando así una nueva forma de vida dentro del núcleo urbano que nos permite poder pasar el verano de forma refrescante y relajada sin tener que acudir a piscinas públicas o a la playa.

Os presentamos nuestra oferta de pisos en Barcelona con piscina.